Recetas tradicionales

Este nuevo alimento probiótico podría sorprenderte

Este nuevo alimento probiótico podría sorprenderte

Los investigadores están inyectando probióticos en un nuevo producto lácteo, y no es yogur.

Puede pensar que puede controlar todos los alimentos probióticos que podrían mejorar su salud intestinal, pero apostamos a que nunca ha oído hablar de este.

Si está cansado de comer yogur o kimchi para equilibrar su microbioma, prepárese, porque un equipo de investigadores espera llevar "feta funcional" a un pasillo de productos lácteos cerca de usted. Un nuevo estudio publicado en la revista Microbiología alimentaria afirma que ciertas cepas probióticas se combinan perfectamente con el queso feta.

Manténgase al día sobre lo que significa saludable ahora.

Suscríbase a nuestro boletín diario para obtener más artículos excelentes y recetas deliciosas y saludables.

Las bacterias que utilizaron los investigadores, llamadas L. planatrum, se multiplicaron más de lo necesario para clasificar el producto como "probiótico" dentro de la nueva mezcla de queso feta, incluso después de permanecer en un congelador frío durante un período de prueba de nueve meses. La bacteria buena para usted también se mantuvo durante una prueba inicial de seis meses a una temperatura más alta de 53 grados Fahrenheit, que es similar a las condiciones que se encuentran en los entornos minoristas, según la investigación publicada.

Si esta investigación condujera a un queso feta probiótico, no notaría demasiada diferencia: el investigador principal del estudio señaló que la prueba de L.plantarum fue particularmente exitosa ya que el producto final sabía a queso feta normal, pero con una gran cantidad de beneficios probióticos añadidos.

El queso feta es un gran alimento básico de la cocina griega y parte de una dieta mediterránea saludable, por lo que si estos investigadores terminan haciendo que esta dieta básica, que ya es buena para usted, sea aún más saludable, estamos de acuerdo.


10 alimentos ricos en probióticos que no son yogur

Estos alimentos son bastante sabrosos y deliciosos y también son una bendición para la salud intestinal.

Un viaje a la tienda de comestibles y aposre le recordó rápidamente que los probióticos, una de las últimas tendencias en llegar a la industria del bienestar, están en todas partes. El mensaje probiótico parece estar llegando: los alimentos ricos en estas bacterias pueden proporcionar una gran cantidad de beneficios para la salud intestinal. Desde suplementos hasta inyecciones de probióticos, el mercado se está expandiendo a medida que los consumidores se toman en serio el vínculo potencial entre el microbioma (es decir, los organismos que viven en su cuerpo) y la salud en general.

Pero no podemos hablar de probióticos sin mencionar los alimentos que son naturalmente ricos en ellos: los alimentos fermentados. Antes de la facilidad de las técnicas modernas de refrigeración, los cocineros usaban la fermentación para conservar los alimentos. La fermentación es el proceso químico de descomposición de los azúcares en los alimentos (por bacterias y levaduras) para conservarlos durante períodos más prolongados.

Hoy en día, los alimentos fermentados que contienen cultivos vivos de microorganismos, también conocidos como probióticos, están de moda por los beneficios para la salud que poseen. Los probióticos son esenciales para mejorar la salud intestinal y el proceso de digestión. Una revisión reciente publicada en Biotecnología farmacéutica actual indica que también puede haber vínculos entre el uso de probióticos y la prevención de la ansiedad y la depresión.


Lo que me asombra es la facilidad con la que recurrimos a una pastilla para curar lo que nos aflige. Si bien algunos niños necesitan una curación intestinal seria y pueden requerir un suplemento probiótico especial, la mayoría de los suplementos probióticos en el mercado no son efectivos. De hecho, cada bocado de chucrut fermentado puede ofrecer miles de millones de bacterias beneficiosas & # 8211 mucho más que cualquier pastilla. Además, enseñará a sus hijos a comer su llamado & # 8216medicina & # 8217 en lugar de tomarlo en forma de pastilla. También estará ampliando su paladar para degustar más que sabores salados o dulces. Es importante presentar a los niños una amplia gama de sabores.

Hay algunos alimentos fermentados realmente sabrosos que son aptos para los niños desde el principio. Éstos son algunos de los alimentos fermentados favoritos de mi hija & # 8217 (tiene casi 5 años y ha estado comiendo alimentos fermentados durante más de 2 años). ¡Algunos incluso pueden sorprenderte! Los niños imitan lo que hacen sus padres, por lo que si no comes alimentos fermentados en cada comida, debes comenzar por comer también los alimentos de esta lista. He ordenado la lista de la más fácil a la más desafiante para que pueda avanzar en la lista.

Primero y # 8211 Bebidas fermentadas aptas para niños

1 . Kombucha. ¡La kombucha está llena de beneficios para la salud y tiene un sabor delicioso! A tus hijos les encantará la kombucha. Francamente, no veo ninguna razón para darles a los niños jugo de fruta común y corriente después de probar la kombucha. Es la combinación perfecta de refrescos y jugos y tiene probióticos beneficiosos. ¡Ganador! Aquí están las 17 mejores recetas de kombucha con sabor, además de algunos consejos para que comiences a prepararla. Si estás listo para sumergirte, aquí tienes algunas herramientas para hacer kombucha que te ayudarán a hacer la tuya.

2. Refresco de kéfir de agua. ¡El kéfir también es una bebida fermentada probiótica increíble y la gaseosa casera con burbujas naturales hechas a través del proceso de fermentación no es tan difícil de hacer!

3. Batidos de kéfir de leche. En mi casa nos encanta el kéfir de leche elaborado con leche cruda de vaca y # 8217s. Si no tiene lácteos, también puede disfrutar del kéfir de leche haciendo kéfir de leche de coco. Puede agregar cualquiera de los batidos que hago todas las mañanas para mí y mi hija. Vierto las sobras en moldes de paletas para hacer paletas batidas que mi hija come como bocadillo en la escuela. También bebemos el kéfir de leche directamente. ¡Sabe a refresco de leche!

4. Jugo fermentado. Si eres un poco escrupuloso al trabajar con kombucha o kéfir & # 8216SCOBYs & # 8217 (¡pueden ser asquerosos para los no iniciados!), ¿Por qué no intentar hacer un jugo fermentado para tus hijos? A continuación, se muestran cómo hacer jugo de manzana fermentado y jugo de naranja fermentado utilizando un cultivo iniciador en polvo.

Siguiente & # 8211 Condimentos y salsas fermentadas aptas para niños

5. Ketchup fermentado. ¿A qué niño no le gusta el ketchup? Mi receta de ketchup fermentado tarda menos de 7 minutos en prepararse (sí & # 8211, lo cronometré yo mismo) y es una excelente manera de hacer que sus hijos coman un alimento fermentado con cada comida.

6. Aderezo ranchero fermentado. Esta es una gran salsa de verduras y, de nuevo, ¡no hay ninguna razón por la que no pueda fermentarse! Los aderezos Ranch comprados en la tienda están llenos de soja y otros aceites vegetales rancios. Mi receta de aderezo REAL Ranch no contiene ninguno de esos, pero contiene probióticos increíbles de kéfir, crema fresca y mayonesa casera fermentada. Es incluso mejor de lo que creciste & # 8211 ¡Te lo garantizo!

7. Dip de Frijoles Negros Fermentados. A mi hija le encantan los frijoles negros y a mí también. Este es un gran juego fermentado con salsa de frijoles negros. Le agrego un poco más de picante porque a mi hija le gusta, ¡pero tú no tienes que hacerlo!

Next Up & # 8211 Frutas y verduras fermentadas aptas para niños

La fermentación no tiene por qué significar solo verduras picantes y ácidas como el chucrut. Aquí hay algunas frutas y verduras fermentadas increíbles que probablemente nunca pensó que a los niños les encantan.

8. Puré de manzana fermentado. Sí, puedes fermentar puré de manzana y es increíble. ¡Esta receta de puré de manzana fermentada combinada con yogur casero es un increíble desayuno lleno de probióticos!

9. Bayas fermentadas. Increíble pero cierto, ¡también puedes fermentar bayas! Me encanta el sabor agrio, ácido pero inconfundiblemente afrutado, y a tus hijos también les encantará. Esta receta de bayas fermentadas le mostrará exactamente cómo hacerlas.

10. Cuero de frutas fermentadas. ¡También es posible! Solo necesitas un deshidratador para hacer esta receta para que no caliente la fruta hasta el punto de matar los probióticos saludables creados durante el proceso de fermentación. Mira esta receta de cueros de frutas fermentadas.

11. Salsa de Tomate Crudo Fermentado. ¿Imagina servir esta increíble salsa de tomate fermentada como salsa para queso frito o chips de calabacín fritos? ¡Incluso puede untar sobre tostadas y espolvorear con queso crudo para obtener una deliciosa pizza cruda! No querrías calentar esto más allá de la temperatura ambiente o matarías el beneficio de los probióticos.

12. Encurtidos fermentados. Agrego un poco de vinagre a mis encurtidos fermentados (y no, no mata los probióticos porque están muy bien fermentados) y son un gran éxito para mi hija. Es posible que deba seguir probando recetas de encurtidos hasta que encuentre una que le guste a sus hijos, ya que varían en sabor. También me gusta esta receta rápida de encurtidos y estos encurtidos ridículamente fáciles.

13. & # 8216Dilly & # 8217 Zanahorias. A muchos niños les encanta el crujido de las zanahorias crudas. ¿Por qué no fermentarlos? Estas zanahorias dilly reciben su nombre de su sabor a pepinillo, ¡pero son zanahorias! Todavía tengo que encontrar un niño al que no le guste esta receta y son un complemento fermentado perfecto para cualquier lonchera. Si a sus hijos les gustan las zanahorias ralladas, aquí hay una receta adicional de zanahorias fermentadas que podrían disfrutar.

14. Kraut púrpura. Hemos progresado hasta el kraut con mi hija. Ella me vio comerlo con cada comida suficientes veces y finalmente pidió probar un poco (no se lo presioné). A ella le gustó bastante y ahora incluyo un toque de chucrut en todos sus almuerzos y cenas. Ella simplemente necesita tomar un bocado y estoy feliz. Un poco es realmente todo lo que necesita para obtener miles de millones de probióticos. Este simple kraut morado es su variedad favorita.

Don & # 8217t ¡Olvídese de los dulces para niños!

15. Snacks de frutas de kombucha. Estos bocadillos de fruta de kombucha son súper aptos para los niños y se pueden preparar con cualquier fruta o incluso con una combinación de frutas y verduras. Es divertido ponerlos en la lonchera de su hijo.

16. Gelatina de Kombucha. Estos bocados de gelatina de kombucha son vibrantes y deliciosos. También me encantan estas tazas de bocadillos de frutas de gelatina de kombucha.

17. Probiótico Helado. ¡A menudo reemplazo parte de la leche en mis recetas de helado con kéfir para hacerlas probióticas! ¡Este helado probiótico de chocolate es un gran éxito en mi casa!

18. Tarta de queso con probióticos! ¿Es esto siquiera posible? ¡Sí lo es! Aquí hay una opción para un pastel de queso con kéfir crudo y aquí hay un pastel de queso probiótico sin lácteos hecho con queso de anacardo fermentado.

Por último & # 8211 ¡Alimentos fermentados aptos para niños que ni siquiera sabías que estaban fermentados!

19. Pan de masa fermentada. ¡Sí, amigos, el pan de masa fermentada es, de hecho, fermentado! Si puede tolerar los granos (y a veces incluso cuando puede & # 8217t), es mejor comerlos agriados o fermentados. Me encanta esta receta de masa madre sin amasar que es bastante fácil de hacer en casa.

20. Quesos crudos / Lácteos fermentados. Sí, el queso crudo también es un alimento fermentado. La crema agria casera, la crema fresca, el queso crema, el yogur y el requesón son alimentos que probablemente su hijo ya esté comiendo, pero los que compra en el supermercado no son tan beneficiosos en términos de contenido de probióticos como los que puede preparar en casa. .


Probiótico potenciador de glutatión ahora disponible

Es difícil imaginar que nuestro intestino pueda desempeñar un papel tan importante en la desintoxicación, pero lo hace. Estamos aprendiendo más sobre el microbioma intestinal y todas las cepas probióticas que ayudan a mantener una buena salud. Los antioxidantes que se producen en cada célula, billones de ellos, todos los días, cada segundo, son muy importantes. La mejor manera de aumentar los antioxidantes es con alimentos orgánicos frescos, especialmente las coloridas frutas y verduras. Esto es lo que contribuye a la creación de una microflora saludable, que es donde vive su sistema inmunológico. Cuanto más saludable sea el tracto gastrointestinal, más fuerte será su sistema inmunológico.

Hoy mi enfoque es el glutatión. Es uno de esos antioxidantes & # 8216master & # 8217 que tiene efectos generalizados de la cabeza a los pies, y es importante para proteger nuestro ADN, y todos sabemos que el daño al ADN puede aumentar nuestro riesgo de contraer todo tipo de enfermedades, incluido el cáncer. Otro antioxidante que actúa junto con el glutatión es la catalasa, que neutraliza el peróxido de hidrógeno y lo convierte en agua. Por cierto, el selenio es necesario para el glutatión, y si tiene incluso 5 minutos más hoy, lea mi otro artículo, 6 razones alucinantes por las que debe tomar selenio.

Cuanto más vivimos, más agotadas están nuestras reservas de glutatión (y catalasa) y mayor es nuestro riesgo de daño al ADN.. Hay una nueva cepa probiótica que aumenta naturalmente el glutatión, pero antes de darles detalles sobre cómo comprarla y dónde se vende, quiero defender el caso del glutatión.

Primero los hechos
Hecho: Producimos glutatión en nuestro cuerpo, todos lo hacemos.

Hecho: El glutatión se agota muy rápidamente porque realmente desafiamos a nuestros cuerpos y es necesario eliminar la basura celular. La producción de antioxidantes es clave para reducir los radicales libres. Varios billones de mitocondrias dependen del glutatión para sobrevivir. Vea mi imagen de arriba para ver cómo se ve una celda. Los orgánulos verde y naranja son sus mitocondrias. En total, tiene varios kilos de estos generadores de energía mitocondriales y necesitan glutatión para protegerlos.

Hecho: Cientos de medicamentos (yo los llamo "atracadores de drogas") agotan su depósito natural de glutatión, al igual que beber cerveza, una copa de vino o cualquier consumo de alcohol. Esto podría sorprenderle, pero el acetaminofén (paracetamol) es un potente fármaco que atraviesa el glutatión en caso de que lo use para aliviar el dolor.

Hecho: Casi todos los suplementos de glutatión son grandes y voluminosos y parecen degradarse en el intestino cuando se toman por vía oral. La mayoría de los suplementos no penetran fácilmente en las células y entran en las mitocondrias para ayudarlo, por lo que "cocinarlos" dentro de las células es fundamental para producir cantidades saludables.

Hecho: La producción intracelular de glutatión se ve desafiada por la disponibilidad de los tres aminoácidos necesarios para la producción de glutatión, a saber, cisteína, glutamina y glicina.

Hecho: El glutatión regenera otros poderosos antioxidantes como la vitamina C y la vitamina E justo cuando cree que se han agotado. Básicamente, les da una segunda oportunidad de absorber compuestos dañinos por todo el cuerpo. ¡Piense en ello como darles a estos antioxidantes una oferta de “compre uno y llévese otro gratis”!

Sin glutatión, estos antioxidantes solo pueden limpiarlo una vez. Es necesario sacar la basura celular y el glutatión es solo un poderoso antioxidante que es esencial para nuestro cuerpo. Por la naturaleza misma de sus tareas fisiológicas, su hígado, corazón y sistema inmunológico requieren cantidades adecuadas de glutatión para mantenerse saludable. Si desea obtener más información sobre el glutatión, consulte este artículo, La enfermedad crónica responde al glutatión.

Hoy me gustaría compartir una gran noticia sobre una cepa probiótica que está disponible recientemente en el mercado. El nombre completo es Lactobacillus Fermentum ME-3.

Déjame explicarte eso:
Género: Lactobacillus
Especies: fermentum
Cepa: ME-3

En la literatura científica probablemente lo verá abreviado como “L. Fermentum ME-3 ”.
ME-3 se refiere a la cepa y, nuevamente, esta es una cepa probiótica descubierta relativamente recientemente que ahora está patentada por su capacidad especial para aumentar los niveles de glutatión. Es una cepa probiótica multitarea a diferencia de algunas cepas que son buenas para la diarrea del viajero, por ejemplo.

Aquí & # 8217s la historia
L. fermentum ME-3 fue aislado por primera vez en 1995 por Marika Mikelsaar, MD, PhD y su equipo en el Universidad de Tartu, en Estonia. Esta es una mujer inteligente que finalmente ganó un premio por su trabajo como microbióloga en 2007. La profesora y doctora Marika Mikelsaar recibió el unión Europea premio por el descubrimiento de L. fermentum ME-3. Antes de su descubrimiento de ME-3, había estado trabajando con el Programa Espacial Ruso y estudiando la microflora intestinal de los astronautas rusos. Ella no pudo volar en un cohete o ir al espacio, solo estudió su microbioma intestinal día tras día, y mientras lo pienso, ¡esa tarea por sí sola merece algún tipo de premio LOL! De todos modos, bendita sea, en 1995 aisló L. fermentum ME-3 y desde entonces se han realizado muchas investigaciones para descubrir los beneficios para la salud del probiótico relacionado con los lactobacilos.

Mihkel Zilmer, MD, PhD, quien también trabaja en el Universidad de Tartu en Estonia y su atención se centra en cómo este probiótico aumenta sorprendentemente el glutatión, un poderoso antioxidante. Este aspecto de aumento del glutatión fue un poco sorprendente. Verá, esto no es típico de los probióticos que se asocian con mayor frecuencia con salud intestinal y inmunidad.

El glutatión juega un papel crucial en nuestras defensas antioxidantes y vías de desintoxicación. Es prácticamente imposible tomar un suplemento verdaderamente eficaz. Funcionan pero solo hasta cierto punto. Absolutamente puede tomar suplementos de glutatión, sin embargo, mi punto es que es realmente difícil obtener un nivel lo suficientemente alto de glutatión con suplementos porque no sabe qué porción se está oxidando (disparando hacia atrás) y qué porción está entrando realmente en el celular para hacer sus tareas domésticas.

La ingesta de suplementos de glutatión también puede desencadenar problemas en las personas con un SNP en su vía de transulfuración que hace que se sientan mal con alimentos, medicamentos o suplementos dietéticos a base de azufre. Entonces, tener un probiótico natural como L. fermentum ME-3 que aumenta el glutatión de forma natural e intracelular es realmente asombroso y muy esperado.

Los suplementos de L. fermentum ME-3 hacen precisamente eso. Se venden bajo la marca de Reg'Activ ™ y hay 3 fórmulas diferentes sobre las que aprenderá más a continuación. Uno es para la salud del corazón, otro para la función inmunológica y otro para el hígado y la desintoxicación.

L. fermentum ME-3 mejora el glutatión a través de 3 mecanismos diferentes

1) ME-3 sintetiza el glutatión en sí mismo *

2) ME-3 regenera el glutatión reducido (GSSG) de nuevo a su estado activo (GSH) *

3) ME-3 toma cualquier molécula de glutatión disponible del entorno circundante como una esponja. *

¡Más glutatión, BAM!
ME-3 aumenta sustancialmente los niveles de glutatión. * Podemos deducir con seguridad que aumentará la capacidad de desintoxicación del glutatión. Se sabe que el glutatión respalda los sistemas normales de desintoxicación del cuerpo, especialmente en lo que respecta a metales pesados ​​como el mercurio, el arsénico y el plomo. Se sabe que el glutatión ayuda a neutralizar los contaminantes del aire y los pesticidas agrícolas. Hablando de…

¡Desintoxica los pesticidas!
Los organofosforados son uno de los plaguicidas más utilizados en todo el mundo que se pulverizan en cultivos alimentarios comerciales. Estos compuestos también se utilizan en plastificantes, retardadores de llama y fluidos hidráulicos.

Hacemos una enzima en nuestro cuerpo llamada PON1 o paraoxonasa 1 que ayuda un poco en términos de desintoxicación de organofosforados, pero si tienes un SNP en el gen PON1 como yo, entonces te cuesta mucho desintoxicar estos venenos. Tenga mucho cuidado al comerlos y compre productos orgánicos siempre que sea posible. Casi todas las personas están expuestas a organofosforados que son peligrosamente "pegajosos" para nuestras células, incluso si tiene un gen PON1 completamente funcional y una producción de enzimas.

Un probiótico natural que ayuda al cuerpo a responder a la exposición típica a organofosforados es excelente. El probiótico L. fermentum ME3 puede ser especialmente útil para las personas con un gen PON1 porque ayuda a desintoxicar los organofosforados. *
Para obtener más información sobre PON1 y otros genes, más adelante lea mi artículo, Genes, Methylation & amp Your Health.

Ama tu hígado.
No es el órgano más glamoroso que conozco. Pero la salud del hígado es crucial para la desintoxicación, después de todo, ahí es donde nacen sus sistemas enzimáticos. La mayoría de las personas ignoran su hígado por completo a menos que le digan que es "graso" o "comprometido" y luego su hígado llama su atención. Las hierbas que ayudan al hígado incluyen el cardo mariano y la alcachofa, pero ¿qué pasa con el glutatión? ¿Te das cuenta de que ahí es donde se produce la mayor parte de tu glutatión? La vía del glutatión es uno de los mecanismos para neutralizar y eliminar una amplia gama de toxinas en el cuerpo. L. fermentum ME-3 tiene la capacidad de aumentar la actividad antioxidante total y puede ayudar a mantener un hígado sano. *

Reducir las citocinas proinflamatorias.
La inflamación sistémica juega un papel en el dolor y las enfermedades cardiovasculares. Se ha demostrado que L. fermentum ME-3 ayuda a mantener niveles saludables de varios marcadores clave, como la proteína C reactiva de alta sensibilidad (si está buscando en su laboratorio, es hs-CRP) e interleucina 6 (o IL- 6) que ya están dentro del rango normal. * Probablemente hay otros, pero no han sido burlados, después de todo, ME-3 es como un niño nuevo en la cuadra.

¿Grasas pegajosas bajas, sin una estatina?
Hmm… ¡sí, eso creo! Se ha demostrado que L. fermentum ME-3 ayuda a mantener los niveles de triglicéridos que ya se encuentran en el rango normal y aumenta los niveles del colesterol HDL "bueno" * Incluso ayuda a mantener niveles saludables de colesterol LDL oxidado que ya se encuentran dentro del rango normal. *

¿Quién quiere bajar el azúcar en sangre? ME-3 es capaz de estimular la producción de adiponectina * sobre la que leíste en mi libro Diabetes sin drogas. La adiponectina es una hormona que cuando es deficiente juega un papel en la aterosclerosis y la resistencia a la insulina. Dado que estamos en esta tangente de la diabetes, también puedo decirles que L. fermentum ME- demostró reducir los niveles de hemoglobina glucosilada * o hemoglobina A1c, que se muestra en su laboratorio como HbA1c. Este es un biomarcador del azúcar en sangre que a menudo se mide en personas con diabetes o síndrome metabólico.

¡ME-3 es un superviviente!
Los probióticos tienen que ser capaces de sobrevivir al ácido del estómago y L. fermentum ME-3 resiste fácilmente las condiciones muy ácidas del estómago, así como la exposición a los ácidos biliares digestivos presentes en el intestino delgado. A un pH de 2.0 que es realmente ácido, la cepa ME-3 sobrevivió hasta 6 horas. * Cuando se expuso a los ácidos biliares, sobrevivió durante 24 horas sin una pérdida significativa de bacterias. *

¿Dónde puedes comprarlo?
Hay miles de tiendas naturistas que venden fórmulas especiales Reg & # 8217Activ ™ y, por supuesto, puede comprarlas en línea.

Resumen de ensayos clínicos en humanos con Lactobacillus fermentum ME-3

Estudio # 1:
Título: Un probiótico antioxidante reduce la lipemia posprandial y el estrés oxidativo.
Diario: Revista de Biología de Europa Central. 2011 Vol. 6 (1): págs. 32-40.

Autores: Tiiu Kullisaar, Jelena Shepetova, Kersti Zilmer, Epp Songisepp,
Aune Rehema, Marika Mikelsaar, Mihkel Zilmer

Sujetos: Se reclutaron cien voluntarios clínicamente sanos (75 mujeres, 25 hombres, de 40 a 65 años de edad) en un estudio aleatorizado doble ciego controlado con placebo.
Por diversas razones, abandonaron 25 personas en el grupo de control y 2 en el grupo tratado. Por tanto, los resultados se basan en 48 sujetos tratados y 25 controles.

Diseño del estudio: Este estudio utilizó kéfir con ME-3 agregado como agente de prueba y kéfir sin probiótico como agente de control. Ambas soluciones de kéfir tenían idéntica composición de nutrientes, color, sabor y valor calórico. Todos los voluntarios consumieron una comida estándar idéntica.

Pruebas: Después de un período de introducción de 2 semanas, se obtuvieron muestras de sangre y orina de referencia 2,5 horas después de la ingestión de la comida estándar. Luego, los voluntarios también ingirieron 200 ml de kéfir con ME-3 o kéfir de control diariamente durante dos semanas y luego se volvieron a probar.

Resultados: Los voluntarios que ingirieron kéfir que contenía ME-3 exhibieron lo siguiente:
a) -16% en colesterol LDL oxidado (reduce los riesgos de enfermedades cardiovasculares)
b) -20% en 8-isoprostanos (reducción del daño de los radicales libres)
c) 10% de aumento del colesterol HDL
d) Aumento del 18% en la actividad de la enzima paraoxonasa (PON1) que regula
desintoxicación de pesticidas y proporciona actividad antioxidante
e) Disminución del 10% de los triglicéridos
——————————————————————————————————–

Estudio # 2:
Título: La leche de cabra fermentada con probióticos antioxidantes disminuye la aterogenicidad mediada por estrés oxidativo en seres humanos.
Diario: Revista británica de nutrición. 2003 Vol. 90 págs. 449-456.

Autores: Tiiu Kullisaar, Epp Songisepp, Marika Mikelsaar, Kersti Zilmer,
Tiiu Vihalemm y Mihkel Zilmer

Sujetos: Veintiún sujetos sanos (de 35 a 65 años) divididos en 2 grupos.

Diseño del estudio: durante el estudio de 3 semanas, 16 participantes consumieron 150 gramos de leche de cabra fermentada con Lactobacillus fermentum ME-3 (grupo de prueba) mientras que 5 participantes ingirieron 150 g de leche fresca de cabra sin probióticos (grupo de control).

Pruebas: las muestras de sangre y orina se analizaron inicialmente y luego de nuevo al final de la prueba de 3 semanas. Se analizó la sangre para determinar la actividad antioxidante total (TAA), el estado antioxidante total (TAS), la proporción de glutatión oxidado a reducido, colesterol LDL oxidado y 8-isoprostanos (medida del daño de los radicales libres a los ácidos grasos insaturados). Además, se recolectaron muestras fecales al comienzo (día 0) y nuevamente al final de la prueba (día 21).

Resultados:
Supervivencia y persistencia gastrointestinal: Las pruebas iniciales informaron que Lactobacillus fermentum estaba presente en el tracto intestinal de solo 4 de los 16 sujetos de prueba. Al final de la prueba, las muestras fecales revelaron que el tracto gastrointestinal de los 16 sujetos de prueba estaba colonizado con ME-3. Además, las pruebas también revelaron que la ingestión de leche de cabra fermentada con Lactobacillus fermentum ME-3 resultó en una duplicación de las bacterias ME-3 vivas en el tracto intestinal.

Estos resultados proporcionan dos datos importantes:
Cuando se toma por vía oral, ME-3 sobrevive al tránsito a través del estómago, lo que significa que no muere cuando se expone a ácidos fuertes del estómago.
Cuando la ME-3 ingerida por vía oral llega al tracto intestinal, las bacterias pueden adherirse al revestimiento de la mucosa y crecer / multiplicarse, como se evidencia al duplicar la concentración de bacterias ME-3 vivas después de 21 días.

Reducción de los riesgos cardiovasculares: el daño de los radicales libres a las lipoproteínas (colesterol LDL oxidado) puede, en última instancia, dañar las células que recubren las arterias, lo que resulta en la acumulación de placa y aterosclerosis, que es una de las principales causas de enfermedad cardiovascular. La actividad antioxidante de ME-3 resultó en una disminución sustancial del colesterol LDL oxidado.

Mayor protección antioxidante:
Los sujetos de prueba ME-3 exhibieron una reducción sustancial en los niveles urinarios de 8-isoprostanos (8-EPI) que se reconoce como una de las formas más confiables de medir el estrés oxidativo.
Uno de los hallazgos más significativos fue que la ingestión oral de ME-3 resultó en una mejora sustancial en la proporción sistémica de glutatión reducido (activo) a glutatión oxidado (inactivo), lo que indica una mejora significativa en la protección antioxidante en todo el cuerpo.
Aumento significativo de la Actividad Antioxidante Total (TAA), que también indica una mejora en la actividad antioxidante tanto celular como de todo el cuerpo.

Estudio # 3:
Título: Probióticos, Estrés oxidativo, Inflamación y Enfermedades
Publicación: IV Congreso Centroeuropeo de Alimentación. 15-17 de mayo, advertencia, Croacia.

Autores: Tiiu Kullisaar, Marika Mikelsaar, Sirje Kaur, Epp Songisepp, Kersti Zilmer,
Pirje Jutt, Aet Lukmann, Jaak Maaroos, Jaak Kals y Mihkel Zilmer

Parte 1: Dermatitis atópica: 11 pacientes con dermatitis atópica, de 20 a 42 años de edad, aleatorizados en 2 grupos. Durante el ensayo de 3 meses, 5 pacientes consumieron leche de cabra con ME-3 mientras que 6 personas actuaron como controles de placebo.

Resultados: Los pacientes con dermatitis atópica generalmente tienen anomalías en su sistema de glutatión junto con un aumento del estrés oxidativo, inflamación y, a menudo, una función de barrera de la membrana de la piel alterada. Las personas que recibieron ME-3 experimentaron mejoras significativas en la condición de la piel, marcadores sanguíneos y puntajes de calificación de autoevaluación.

Parte 2: Accidente cerebrovascular: 21 pacientes (de 71 a 89 años) que habían experimentado un accidente cerebrovascular en algún momento entre 8 y 22 días antes se dividieron al azar en 2 grupos. Los sujetos consumieron 3 cápsulas de ME-3 dos veces al día o 3 cápsulas de placebo dos veces al día durante un tiempo que varió de 10 días a 3 semanas. Los pacientes fueron evaluados en el inventario de Medidas de Independencia Funcional (FIM) y en la Escala Escandinava de Accidentes Cerebrovasculares (SSS).

Resultados: los pacientes con accidente cerebrovascular que consumieron ME-3 mostraron mejoras significativas tanto en la Escala Escandinava de Accidentes Cerebrovasculares como en el inventario de la Medida de Independencia Funcional. Los pacientes con accidente cerebrovascular también experimentaron mejoras impresionantes en los siguientes marcadores sanguíneos: colesterol LDL oxidado, niveles de glutatión y proporción de glutatión reducido a oxidado, capacidad antioxidante total, actividad de la enzima paraoxonasa [PON], así como reducciones en los marcadores de inflamación y daño de los radicales libres.

Parte 3: Ensayo de marcadores de sangre y orina: 15 voluntarios sanos, edades (40-65). Después de un período introductorio de 2 semanas, los voluntarios fueron asignados al azar a un ensayo cruzado, doble ciego, controlado con placebo. Las personas ingirieron kéfir con ME-3 o kéfir de placebo durante dos semanas. Después de un período de lavado de 3 semanas, se tomaron nuevas muestras de sangre y orina y luego los sujetos se cruzaron para tomar el régimen alternativo durante 2 semanas adicionales.

Resultados: Los voluntarios que tomaron ME-3 experimentaron mejoras en todos los marcadores de sangre y orina evaluados en comparación con los controles.

Dosis de Lactobacillus fermentum ME-3 utilizadas en los ensayos clínicos en humanos

Cápsulas: En la mayoría de los estudios en los que los sujetos de prueba tomaban cápsulas que contenían Lactobacillus fermentum ME-3, la dosis fue de mil millones de bacterias por día. En el estudio del accidente cerebrovascular, la dosis fue de 6 mil millones por día.

Kéfir: Las dosis de probióticos en el kéfir son sustancialmente más altas, proporcionando aproximadamente 20-30 mil millones de bacterias por día.

NOTA: Aunque la dosis diaria de ME-3 es mucho más alta en el método de administración de kéfir en comparación con la dosis de ME-3 en cápsulas, es interesante notar que la magnitud de los cambios beneficiosos (colesterol LDL oxidado, enzima PON actividad y estado antioxidante total) son bastante similares en los ensayos de kéfir en comparación con los ensayos de cápsula. Esto indica que las dosis grandes (20-30 mil millones) no brindan un beneficio adicional más allá de las dosis moderadas que contienen varios miles de millones de bacterias. Las fórmulas Reg'Activ contienen de 4 a 6 mil millones de UFC de ME-3 por día.

Referencias

1. Konstantinidis KT, Tiedje JM, Hacia una taxonomía basada en el genoma para procariotas. J Bacteriol. Septiembre de 2005187 (18): 6258-6264

2. Mikelsaar M, Zilmar M., Lactobacillus fermentum ME-3 & # 8230 Microb Ecol Health Dis. Abril de 200921 (1): 1-27.

3. Sepp E., et al., Microflora intestinal de bebés de Estonia y Suecia. Acta Paediatr. 1997 Sept86 (9): 956-61

4. Mikelsaar M., Lactobacilos probióticos en defensa antioxidante.
https://omicsonline.org/speaker/Marika_Mikelsaar_University_Of_Tartu_Estonia_Probiotics2013

5. La profesora de UT, Marika Mikelsaar, recibe un prestigioso premio de la UE:
https://www.ut.ee/en/ut-professor-marika-mikelsaar-receives-prestigious-eu-award.

6. Kullisaar T., et al., Sistema de glutatión completo en el probiótico Lactobacillus fermentum ME-3. Bioquímica aplicada y microbiología, septiembre de 2010, 46 (5): 481.

7. Patente de EE. UU., 20040151708 A1: https://www.google.com/patents/US20040151708

8. Fariss MW. et al., Papel de las mitocondrias en el estrés oxidativo tóxico. Intervenciones moleculares. Abril de 200155 (2): 94-111.

9. Hutt P, et al & # 8230 Journal of Applied Microbiology. 2006 Vol.100: 1324-1332.

10. Revista de Biología de Europa Central 2011, vol. 6 (1).

11. Holvoet P. Acta Cardiol. 59 de octubre de 2004 (5): 479-84.

12. Pastore A., et al., Análisis de glutatión: implicación en redox y desintoxicación. Clin Chim Acta. 1 de julio de 2003: 333 (1) 19-39.

13. Wu G., et al., Metabolismo del glutatión y sus implicaciones para la salud. J Nutr. 2004 Mar134 (3): 489-92.

14. Patente de Estados Unidos WO 2014102692 A1: Método de tratamiento usando Lactobacillus fermentum ME-3.
https://www.google.com/patents/WO2014102692A1?cl=es

15. Casida J, Quistad G., (2004). Toxicología de organofosforados: aspectos de seguridad de los objetivos secundarios de la nonacetilcolinesterasa. Investigación química en toxicología, vol. 17, nº 8, págs. 983-992.

16. Songisepp E. Evaluación de las propiedades tecnológicas y funcionales del nuevo probiótico Lactobacillus fermentum ME-3. Diss Med Univ Tartuensis 2005.


¿Adicto al café?

Here are 15 proven health reasons why you shouldn’t feel guilty…

5. Sauerkraut

Speaking of fermented foods, Sauerkraut is naturally fermented raw cabbage that has micro-organisms which gang up on bad bacteria in the gut and replace it with healthy gut bacteria. This helps lower irritable bowel syndrome symptoms like gas, bloating, and indigestion. Not a fan of that strong acidic taste of sauerkraut? Well, guess what, that sour taste in fermented foods are organic acids that help probiotics do their stuff.

6. Mangoes

Mangoes are important in keeping that healthy gut bacteria alive. Studies show that incorporating a mango into your diet a day could improve your gut health, while also helping you reduce body fat and control blood sugar. Because the fruit has such a fantastic and diverse nutritional profile that provides various health benefits.

7. Yogurt

I know, I already covered dairy-free and lactose-free yogurt, but regular yogurt is also great for healthy gut bacteria. But, not just any yogurt. Grass-fed, full-fat, and plain (no sugar added) yogurt has a high amount of great probiotics. These probiotics help to remove harmful fungus and bacteria. There’s also beneficial enzymes that improve digestion.

8. Kefir

What is kefir? Kefir is a tart, more liquid yogurt. Popular in Eastern Europe, but is growing in prominence stateside. What makes this so great is that usually contains at least 10 live and active strains of healthy gut bacteria, compared to most other yogurts which only contain three.


Why Cooking With Probiotics Might Change Your Gut Health for the Better

You don't have be an avid follower of the health-and-wellness scene to have heard of the word probiotics. It has been a trending topic for a while now because of its apparent health benefits, especially for the gut.

For those who aren't quite sure what probiotics are, they're live microorganisms that can help digest food, destroy disease-causing cells, and produce vitamins, according to the National Center for Complementary and Integrative Health. The NCCIH also says that many of the microorganisms found in probiotic products are similar to those that live naturally in our bodies. Essentially, they're the "good bacteria" that contribute to a healthy gut.

According to Harvard Health Publishing, not all probiotics are the same, but among their potential benefits are the treatment or prevention of diarrhea, irritable bowel syndrome, ulcerative colitis, Crohn's disease, the cause of ulcers, vaginal infections, urinary tract infections, and eczema in children. And you can't have probiotics without prebiotics: "Prebiotics are nondigestible food components that selectively stimulate the growth or activity of desirable microorganisms," according to the NCCIH.

While more research needs to be done to prove the definitive health benefits of probiotics, most people can take them without side effects. As with making any health change, though, it's best to discuss with your doctor first, especially if you have a weakened immune system, take certain medications, and are allergic to sources of probiotics.

While there are many prebiotic and probiotic supplements out there, you can also incorporate probiotic-rich foods into your diet. "Probiotics are naturally found in a bunch of different foods," explains Kelli Foster, associate food editor at The Kitchn and author of The Probiotic Kitchen. "Some of the most common and widely available are yogurt, kefir, fermented sauerkraut and pickles, kimchi, miso, and kombucha."

In her new cookbook, Foster gives over 100 all-natural recipe ideas for probiotic cooking. And if you're picturing unappetizing rabbit food, think again: There are a lot of inventive ways to mix probiotic-rich foods into your meal prep. Foster's got recipes like cider-glazed pork tenderloin with sauerkraut and apples, fish tacos with kefir-avocado cream, and smoky tempeh and kale Caesar wraps.

Since you shouldn't forget about prebiotics either, the book features recipe ideas for those microorganisms, too. "You'll find prebiotics in foods like raw asparagus, dandelion greens, bananas, barley, beans, and legumes," Foster adds.

How to Cook With Probiotics

There are some things you should be aware of when cooking with probiotics so that you won't disrupt the effectiveness of the microorganisms. To get an idea of how to start, we asked Foster for her best cooking tips:

1. Start Small

You don't have to overhaul your whole diet. "If adding probiotic foods into your day is brand new to you, start small and start with something you're familiar with," Foster says. "Love smoothies? Try swapping some of the liquid for milk kefir (it will also add a really delicious tang!) or add a scoop of plain Greek yogurt or cultured cottage cheese. Sauces and dressings are also a great place to start: Whisk in a spoonful of miso for a big punch of flavor or add with milk kefir or Greek yogurt for extra creaminess. You can even turn kombucha into a dressing. Yes, really!"

2. Read the Labels

You'll want to be careful about any added ingredients in probiotic-rich foods because they may cancel out their health benefits. "Take sauerkraut for example—not every kind contains probiotics," Foster explains. "You know those shelf-stable cans at the grocery store? Those have all been pasteurized and don't contain probiotics. Instead, you want to stick with the kraut in the refrigerator case (usually in or near the dairy aisle). Yogurt can be another tricky item. Many flavored varieties can contain a lot of added sugar or artificial sweetener, which basically cancels out any benefits from probiotics. Here you'll want to stick with plain yogurts."

Okay, here's where we admit the term "cooking" with probiotics can be a bit misleading because you actually don't want to put them on the stove or in the oven. "Heat is not a friend to probiotics, and they get destroyed (along with all those good-for-you gut benefits!) around 115ºF," Foster says. "But that doesn't necessarily mean you can't cook with probiotic-rich foods. You just need to be thoughtful about how and when they're added to a dish so you can maximize their benefit. For example, if you're adding something like miso to a soup or using cultured cottage cheese to make a creamy pasta dish, wait until the very end of cooking to stir them in. Or use ingredients, like kimchi or fermented kraut, as a topping or side to your warm dish, like in my kimchi fried rice recipe."

"Eating foods rich in probiotics is great, but eating a variety of probiotic-rich foods is even better," Foster explains. "This is really the key to taking full advantage of gut health benefits. You see, different foods can contain different probiotic strains, with each one having a different effect on your body. Some limit the growth of harmful bacteria in your gut, while others can help your body better absorb nutrients, and some can give your immune system a boost." And as a bonus, a lot of these foods have other nutritional benefits, such as calcium, potassium, protein, and magnesium.

You can find these foods in many grocery and health-food stores, but Foster loves heading to the farmers market. "Farmers markets are such a fun place to find local small-batch fermented foods and drinks—everything from yogurt and milk kefir to different fermented krauts and vegetables," she says. "In addition to supporting a local business and knowing where my food comes from, I can also be sure that these items are usually organic, minimally treated, and super fresh."

Some people might experience side effects if they consume too many probiotics. "When adding probiotic and fiber-rich prebiotic foods into your day, think of it as a marathon, not a sprint, adding a little more bit by bit over time," Foster says. "Too much at one time can often lead to some bloating, gas, or diarrhea."

7. Make Swaps

You also don't have to say goodbye to your favorite dishes if you're trying to incorporate probiotic-rich foods into your diet. "One of the ways I like to think about working more probiotic foods into my day is by making them a swap for similar (and often less healthy) foods that don't have any gut-health benefits," Foster suggests. "For example, anytime I'm making chicken salad or potato salad, I'll reach for a container of plain Greek yogurt or maybe even milk kefir instead of mayo. The same goes for making creamy dressings or sauces that typically call for sour cream. A big forkful of fermented kraut is a quick way to dress up things like sandwiches, burgers, salads, noodles, and grain bowls and add a pop of tangy flavor."

Probiotic-Rich Recipe Ideas

Want to test some new probiotic-rich recipes? Below, Foster shared three from her cookbook:

1 cup (140 g) frozen raspberries
1 cucharada. (13 g) chia seeds
2 cucharaditas honey, preferably raw
1 cucharadita freshly squeezed lemon juice
1 pinch kosher salt
1 cup (255 g) cultured cottage cheese
2 slices thick-cut sourdough or sprouted-grain bread, lightly toasted
Finely grated lemon zest, for topping

1. Heat the raspberries in a small saucepan over medium-high heat, stirring occasionally, until bubbling. Break up the fruit with the back of a spoon. Stir in the chia seeds, honey, lemon juice, and salt. Remove from the heat and cool completely, about 10 minutes. The jam will thicken as it cools.

2. Meanwhile, add the cottage cheese to a food processor, regular blender, or immersion blender and blend until smooth and creamy, about 2 minutes.

3. Spread the cottage cheese over each piece of toast, top with a layer of raspberry chia jam, and sprinkle with lemon zest.

Cooking Tip: Mornings can be busy, but I have good news. Both the chia jam and whipped cottage cheese can be made ahead of time! Store them separately in covered containers in the refrigerator for up to five days.

2 cucharadas. (28 ml) canola or vegetable oil, divided
1 small onion, diced
2 dientes de ajo picados
3 bunches baby bok choy, chopped
1 1/2 cups (150 g) kimchi, drained and chopped, divided
3 cups (474 g) cooked long-grain white rice, preferably a day old
3 scallions, thinly sliced, plus more for serving
1/2 cucharadita sal kosher
2 large eggs, beaten
2 cucharadas. (28 ml) soy sauce or tamari

1. Heat 1 tablespoon (15 milliliters) of the oil in a wok or large nonstick skillet over medium-high heat until shimmering. Add the onion and garlic and stir-fry for 1 minute. Add the bok choy and 1/2 cup (50 grams) of the kimchi and stir-fry until heated through, about 30 seconds.

2. Add the remaining tablespoon (15 milliliters) of oil and swirl around the pan. Add the rice, scallions, and salt and stir-fry for 2 minutes.

3. Push the rice to the outer edges of the pan, creating a well at the center. Pour the eggs into the center of the pan. Use a spatula to scramble the eggs and once they begin to set, mix them together with the rice. Remove the pan from the heat. Add the remaining cup (100 grams) of kimchi and the soy sauce and stir to combine. Top with extra sliced scallions and serve immediately.

1 cup (173 g) uncooked quinoa, rinsed
1 3/4 cups (410 ml) water
Sal kosher
2 cucharadas. (28 ml) extra-virgin olive oil, divided
4 cups (120 g) baby spinach, packed
4 huevos grandes
1 cup (240 g) fermented red cabbage kraut
1 avocado, peeled, pitted, and thinly sliced
1 cup (230 g) live-culture plain Greek yogurt, preferably whole milk
2 cebolletas, en rodajas finas
4 cucharaditas (12 g) hemp seeds

1. Combine the quinoa, water, and a generous pinch of salt in a medium saucepan. Bring to a boil and then reduce the heat to a simmer and cook, uncovered, until tender, 10 to 12 minutes. Remove from the heat, cover with a lid, and steam for 5 minutes.

2. Heat 1/2 tablespoon of the oil in a large skillet over medium heat until shimmering. Add the spinach and cook, tossing frequently, until wilted, 1 to 2 minutes. Divide the spinach among four bowls and wipe the pan clean.

3. Heat the remaining 1 1/2 tablespoons (25 milliliters) of oil in the skillet over medium heat. Crack the eggs into the skillet and season each one with a pinch of salt. Cook until the edges are crisp and the whites are set, about 3 minutes.

4. Divide the quinoa among the bowls. Top each with a fried egg, kraut, avocado slices, a generous scoop of yogurt, scallions, and hemp seeds.

Editors' Probiotic Picks

And if you're not exactly a home cook, we've got you covered, too. Take a look at some of our favorite editors' picks for the best prebiotic and probiotic supplements on the market:


Fun Banana Facts

  • Archaeologists have found evidence of banana cultivation in New Guinea as far back as 8000 B.C., making bananas one of civilization's first cultivated fruits.
  • Bananas are mostly tropical and subtropical fruits found in Africa, Asia, the Americas, and Australia.
  • The banana is considered a berry, and the plant itself is grown on a tree-like perennial herb.
  • A bunch of bananas is called a hand a single banana is called a finger.
  • Almost all bananas sold in stores are cloned from the Cavendish banana plant, native to Southeast Asia.
  • Bananas are the same as plantains. Banana is the sweeter form of the fruit, while plantains are a starchier fruit that is often cooked.
  • There are nearly 1000 varieties of banana.
  • India is the leading producer of bananas in the world and accounts for 23% of the total banana production.

Weight gain and stress are inter-related. Increasing stress level is one of the major causes for weight gain. As probiotics are considered good for the gut health, so consuming a good amount of probiotics helps in keeping your gut healthy, regulates the hormones and thus lowers the stress level.

This automatically helps in preventing weight gain.

Well, it is not just weight loss, but probiotics are known to possess several other health benefits. A few of them are explained here. Check them out.

Other Health Benefits Of Probiotics:


Probiotics and IBS

The International Scientific Association for Probiotics and Prebiotics states that the “AGA did not recommend probiotics for children or adults with irritable bowel syndrome (IBS) for two endpoints, global response (overall symptoms) and abdominal pain severity. Sin embargo, this should not be interpreted as a lack of evidence for ‘digestive’ symptoms, considering the exclusion criteria imposed.

  • The technical report states that 22 studies in IBS subjects were excluded from analysis, representing a potentially important gap in available evidence. Studies were excluded when no extractable data were reported and the corresponding author failed to provide data after two attempts of being contacted.
  • Only studies on subjects diagnosed with IBS that reported on global response or abdominal pain severity were included, excluding studies on other clinically meaningful endpoints. Many studies on endpoints such as occasional diarrhea, occasional constipation, gut transit time, or individual digestive symptoms outside the context of IBS such as gas, bloating, or distension have been conducted. Such benefits can be meaningful and very helpful to people afflicted with such symptoms that severely impact quality of life.

Diet and Supplement Considerations with Histamine Intolerance

If you suspect you may have an issue with histamines, I encourage you check out my previous article with a list of high histamine foods here. Keep a food journal and note any reactions you might have to these foods.

If you do experience reactions, you might want to order a genetic test like 23andMe to help determine if there is a genetic component.

Now let’s discuss probiotics…

Probiotics can be a double-edged sword when dealing with histamine intolerance. Certain probiotic strains can increase histamine levels in the gut… while other strains can decrease your body’s histamine activation.

For example, certain strains of the probiotic Lactobacillus reuteri have been shown to convert the amino acid histidine (an amino acid found in protein-rich foods) into histamine. For some people, this could be a benefit and reduce colitis. But for people with histamine intolerance, it may increase histamine levels and actually cause health issues.[ii]

Some of the bacteria that may improve symptoms of histamine intolerance include:

  • Lactobacillus sakei (strains AGR46, AGR37, Lb706) breaks down circulating histamine.[iii]
  • Lactobacillus rhamnosus reduces histamine produced by immune cells in the gut.[iv]
  • Bifidobacterium infantitis y Bifidobacteriumlongum can decrease conversion of l-histidine to histamine.[v]
  • Lactobacillus GG has been shown to inhibit mast cell activation, reducing histamine levels.[vi]

There are also several manufacturers making specific probiotic blends that are marketed for people with histamine intolerance.

In my next article, I’ll share five supplements that can bring relief to sufferers of histamine intolerance, as well as lifestyle choices and other health conditions that can make histamine issues much worse.

USWM Product Note:

For those who are extremely sensitive to histamines, fresh meats may be more appropriate in your diet. Our grass-fed lamb, bison and pasture raised chicken are all cut, vacuum sealed and flash frozen within a few days of harvest. Our state of the art Quick Freeze system makes sure all of our foods are frozen quickly, and maintained at sub-zero temperatures.

Kelley Herring is the co-founder of Wellness Bakeries, makers of grain-free, gluten-free, low-glycemic baking mixes for cakes, cookies, breads, pizza and much more. Kelley’s academic background is in biology and chemistry and for the last 15+ years, she has focused on the study of nutritional biochemistry…and the proven powers of compounds in foods to heal the body.